miércoles, 10 de enero de 2018

"Eleanor Oliphant está perfectamente", por Gail Honeyman.


Nadie le dijo a Eleanor que la vida podía ser mejor.
Eleanor Oliphant siempre dice lo que piensa. Lucha por dejar de ser alguien con pocas habilidades sociales. Se ha preparado un calendario vital cuidadoso y estricto para evitar interacciones sociales: los fines de semana los pasa sola comiendo pizza congelada y bebiendo vodka y todos los miércoles habla con su madre. Pero todo cambia cuando Eleanor conoce a Raymond, el informático de la oficina. Juntos abandonarán la soledad en la que han estado viviendo.

Una novela cálida y elegante. La historia de una heroína fuera de lo común, cuya inexplicable rareza e ingenio descarado la llevará a darse cuenta de que la única manera de sobrevivir en el mundo real es abriendo su corazón a la amistad.


Eleanor Oliphant está perfectamente, a pesar del par de litros de vodka que se mete los fines de semana entre pecho y espalda. Pero eh, está perfectamente. No le afecta en demasía ser el hazmerreír ocasional de algunos de sus compañeros de oficina. Y le importa un bledo la cicatriz que le cruza la cara. Eleanor es una desertora de las convenciones sociales, una amante de los zapatos planos que cierran con velcro y de la buena ortografía.  Eleanor es también una superviviente nata, una mujer que se ha sobrepuesto, a su manera, a cosas que a cualquiera de nosotros nos habrían matado de pena. Así que podríamos decir que sí, que está perfectamente.

Gail Honeyman construye un personaje del que es imposible no enamorarse, que te atrapa desde la primera página. Eleanor es una rareza, una mujer de treinta años que vive sola, en el sentido más amplio y literal de la palabra. Y que quiere vivir así, porque es la única forma de sentirse a salvo. Hasta que un pequeño problema con su ordenador la conduce hasta Raymond, el técnico de la oficina. Un tipo noble, pelín desastroso, fumador empedernido. La antítesis de nuestra pulcra y organizada Eleanor.

De la mano de una prosa sencilla y amable, recorremos el día a día de Eleanor y, a partir de su encuentro con Raymond, recorreremos también parte de su duro pasado. Una pequeña dosis de intriga, mucho humor y mucha ternura pueblan el periplo de nuestros protagonistas, ante los que se abre también un nuevo camino en el que Eleanor deberá explorar la sensación de tener alguien a su lado, que se preocupe y cuide de ella.

"Hoy en día la soledad es el nuevo cáncer: algo vergonzoso, bochornoso, que tú misma te infringes si bien de un modo poco claro. algo temible e incurable, tan espantoso que no te atreves a mencionar; la gente no quiere oír la palabra en voz alta, por miedo a verse también infectada, o tentar a la suerte y que caiga sobre ellos un horror similar".

Honeyman se atreve a construir a un personaje fuera de lo común, que se salta todos los cánones, y le diseña un pasado en el que nuestra protagonista peregrina por distintos hogares de acogida sin llegar a encajar en ninguna parte. Un tema durísimo, casi tabú en nuestra sociedad, que aquí está siempre como trasfondo de la historia aunque la autora no se ceba en él. Ni falta que hace. Lo que importa es el ahora, una Eleanor que nos va a hacer reír, que nos va a emocionar y que amenaza con quedarse contigo, lector, por mucho tiempo.

Confieso que cuando la acabé sólo podía ponerle una pega: que Honeyman no nos hubiese regalado otras tantas páginas (unas quinientas habría estado bien) para seguir acompañando a Eleanor en su camino y ver hasta dónde puede llegar. Una lectura ideal para sacudirse el malestar y el miedo, para reír, emocionarse y pasar un muy buen rato.

22 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Es un libro super especial. Eleanor te conquista lo quieras o no y la prosa de Haneyman es una delicia
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mura que había leído opiniones positivas de esta novela y a mí seguía sin interesarme pero en pocos días la habéis reseñado 3 blogueras de mi confianza y estoy convencidísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me llama mucho la atención este libro, tiene muy buena pinta y veo que te ha gustado. Me le llevo bien apuntado.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Completamente de acuerdo contigo; cuando vi el libro no me llamó la atención en exceso y aun así algo me atraía a leerlo y menos mal que lo hice porque me encantó. Eleanor es maravillosa y yo también habría leído con gusto algunas páginas más sobre ella.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Al principio no me llamaba pero al ver que a varias de vosotros os ha llamado la atención lo tendré en cuenta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Vaya, pues no me llamaba nada y no sé por qué, porque leyendo tu reseña veo que podría gustarme mucho. Intentaré conseguirlo.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Me atrae muchísimo esta historia, me parece que Eleanor es un personaje super especial, de esos difíciles de olvidar. Me haré con la novela este año seguro.

    Tu reseña me ha encantado, como siempre consigues sacar ese jugo a la historia y nos lo transmites aquí haciendo aún más apetecible su lectura.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Estoy viendo buenas opiniones de esta novela, pero mi tiempo no da más de sí, es una lástima.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Me encantaría leermelo aunque la soledad es tan cáncer como bendición, tal vez depende en la escala cuando es una cosa u otra. Gracias por tan linda recomendación. Un saludo. :)

    ResponderEliminar
  10. Me encantó desde que leí la reseña de Laky,
    Claro que sí... Viva lo diferente y lo "raro" o lo que no es "normal" según la sociedad... Tengo muchas ganas de conocer a Eleanor... ;)

    ResponderEliminar
  11. Ay, Mara, ¿ se puede escribir una reseña más bonita? Me encanta la forma en que haces tuyos los comentarios de las novelas; con tu toque personal y los dos litros de vodka que toma Eleanor me has convencido. Quiero conocerla. De hecho, creo que me la voy a comprar ahora mismo, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Tentadísima me tenéis con esta novela, si no estuviera como estoy echaba a correr ahora mismo por ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues a mi no me llamaba nada, pero con tanta reseña buena me lo estoy replanteando.
    unbeso ;)

    ResponderEliminar
  14. Qué maravilla terminar un libro con esa sensación tan tan buena.....
    Lo anoté el mes pasado con la reseña de Eyra, y hoy ya he visto dos (contando con la tuya) y super interesante.
    Lo sigo teniendo en cuenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué bueno cuando un personaje te llega tanto! Me dejo esta lectura en la recámara para cuando necesite subir el ánimo. Justo acabo de hablar con una amiga de Intemperie, un libro con lo que me pasó lo contrario, de subir el ánimo nada de nada. He recordado lo mal que lo pasé leyendolo, aún disfrutándo mucho de su lectura. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  16. Me estáis creando muchas ansias con esta novela, tengo que hacerme con ella lo antes que pueda. Es que sé que voy a caer rendida ante el personaje.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  17. Suelo alejarme de esas historias "chica conoce chico" cuyo desenlace es previsible ya desde sus primeras páginas, pero esta parece distinta, me ha parecido curiosa su protagonista, atípica al menos. No me importaría leerlo.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  18. Tengo mucha curiosidad con este libro, espero no tardar en leerlo. Un besote!

    ResponderEliminar
  19. Con esta portada y título no me llamaba nada, pero viendo vuestras opiniones, y que la protagonista es tan especial, intentaré hacerme con un ejemplar.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Es mi actual lectura y me está encantando. Me da mucha pena que se acabe y creo que yo también querré esas quinientas páginas extra.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Ainsssss, otro que tengo que apuntar, jajaja Cómo sois!!! Nunca lo hubiera pensado con esa portada, la verdad :)

    Bs.

    ResponderEliminar