miércoles, 1 de marzo de 2017

"Siempre hemos vivido en el castillo", por Shirley Jackson.

Cuatro miembros de la familia Blackwood han muerto a causa de una comida envenenada. Durante seis años, los supervivientes han vivido “en el castillo”, acosados por el odio y el miedo de los aldeanos.

Conocía de oídas a Shirley Jackson, tenía alguna noción de sus obras más conocidas y había leído, hace muchos años, el relato “La lotería”, que degeneró en película de sobremesa (“El sorteo”) protagonizada por una Keri Russell aún bastante insulsa y que las cadenas privadas repitieron hasta la saciedad a finales de los noventa. Todos los que tenéis más de treinta la habéis visto, aunque pretendáis olvidarlo.

La cuestión es que aquel relato, que leí tan jovencita, sembró en mí las ganas de seguir leyendo a Jackson. Han tenido que pasar casi veinte años para que ocurriera. Pero como bien dice el refrán, lo bueno se hace esperar. Y tanto. “Siempre hemos vivido en el castillo” ha sido mi primera gran lectura de este año, y el ejemplar que tengo en casa se ha ido a ese estante donde están los libros especiales.

- Siempre estaremos juntas, ¿verdad, Constance?
- ¿No estarás pensando en irte de aquí, Merricat?
- ¿Adónde íbamos a ir? – le pregunté-. ¿Dónde podríamos encontrar un lugar mejor que este? ¿Quién nos quiere, allí fuera? El mundo está lleno de gente mala.

En la casa de los Blackwood, seis años atrás, la mayor parte del clan murió envenenado por arsénico. Se salvaron Constance, la hermana mayor, que por entonces contaba con veintidós años; la pequeña Merricat, que tenía doce y que esa noche fue enviada a su habitación sin cenar; y el tío Julian, que nunca superó lo ocurrido. Desde esa noche funesta, los tres supervivientes viven recluidos en la mansión, lejos de la furia de los habitantes del pueblo. Sólo Merricat se aventura de cuando en cuando más allá de la verja que rodea la casa.

Valiéndose la de poderosa voz narrativa de la pequeña de los Blackwood, Shirley Jackson dibuja una atmósfera claustrofóbica y a un tiempo luminosa, demasiado calma. Imbuida por un sosiego que pone los pelos de punta. La gótica mansión de los Blackwood es, para los vecinos, un lugar maldito, ése sitio donde los niños juegan a ser valientes. De puertas para adentro, es el único lugar seguro.

“Merricat, dijo Constance, ¿una taza de té, querrás?
Merricat, dijo Constance, ¿quieres ir a dormir?
Oh, no, dijo Merricat, me envenarás.”

La absoluta protagonista de “Siempre hemos vivido en el castillo” es Merricat, Mary Katherine Blackwood, un personaje inabarcable e intenso que te atrapa con su narración, a ratos descarnada, a ratos lírica. Merricat es infantil, fantasiosa, hostil y cuadriculada, sensible, inteligente y retorcida, cuenta la historia como ella quiere contarla. Es capaz de amar hasta el extremo y de exhibir el odio más atroz. Ella lleva la voz cantante y uno a de someterse a sus caprichos, como lector, si quiere descubrir qué ocurrió realmente la noche en que murieron los Blackwood, y cuánto hay de cierto en el universo en que vive Merricat.

“Siempre hemos vivido en el castillo” no es una historia solamente apta para los amantes del género, sino una breve lectura que gustará a todos aquellos que disfrutan de los personajes (y las autoras) con carisma, y de las atmósferas inquietantes.

28 comentarios:

  1. A mi me llama la atención, gracias por tu reseña :)

    ResponderEliminar
  2. Disfruté muchísimo de esta historia, de su atmósfera y de una narradora muy perturbadora. Muy buena lectura.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  3. Ya había visto este libro por ahí y la verdad es que me llama la atención.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. No me va mucho este género literario porque me autosugestiono mucho y lo paso muy mal, pero gracias por tu recomendación. Besos

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo que quiero leer esta novela, me ponéis los dientes largos con las estupendas reseñas que voy encontrando en mis blogs de referencia. A ver si le encuentro hueco y comentamos. Bss

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta. No conocía a la autora.

    ResponderEliminar
  7. Me gustó muchísimo este libro, y aún ahora lo sigo recordando, sobre todo a esa maravillosa Merricat. De lo de la película sobre La lotería no sabía nada, me da a mí que yo no la he visto, y me alegro, porque tengo ganas de leer el relato.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Pues no me suena nada la peli pero igual es que la quiero olvidar como bien dices jajaja. En cuanto a lo que nos cuentas del libro, solo puedo decirte que me has convencido, me ha llamado muchísimo la atención y me lo llevo apuntado.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Uhhhhhhhhhh que mala perZona! jajaja
    Me lo llevo sin dudarloooooooo

    ResponderEliminar
  10. Jolín, como os odio!!! jeje. No hacéis más que traer libros que me gustan y así no hay manera de que la lista de pendientes baje... con lo que me encantan los ambientes góticos... ale, otra más... :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Pues ni libro ni película, ni sonarme la autora la verdad y no pinta nada pero que nada mal.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. La película no la conozco, pero el argumento de la novela sí que me resulta muy atrayente. Al menos, según lo cuentas, suena diferente. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. hola!
    No lo conocia pero me ha llamado la atención ^^ Gracias por la reseña ^^
    Me quedo por aqui :) Y si quieres te invito a mi blog ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. A pesar de que es corto, y que me llama la atención, debo dejarlo pasar por todo lo que tengo pendiente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Has conseguido picarme la curiosidad. Apuntado!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. No tiene mala pinta la verdad. pero tengo tanto pendiente...
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  17. Leí La mansión de Haunting Hill y me decepcionó así que ahora soy reticente...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay... yo creo que a ti precisamente este te gustaría, no sé por qué.
      ;)

      Eliminar
  18. No lo conocía pero viendo lo que comentas, sobre todo en el último párrafo, me ha picado la curiosidad...
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Esta en mi lista desde ni sé, tengo muchas ganas de hacerme con el
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Ala!!! Que chulo, me ha encantado tu reseña. Me lo apunto jejeje, aunque a ver para cuando se da lugar. Es muy interesante!! Una de las sagas que quiero leer el año que viene es la de Flores en el ático, y no sé por qué me ha venido a la memoria jejeje...
    Quiero aprovechar para invitarte a un sorteo, pues estoy de aniversario y te invito a participar
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Felicidades por ese aniversario! Lo vi el otro día pero hace mil que no me deja comentar en tu blog. :(
      No sé si le pasará a más gente, pero a mí me devuelve los comentarios a través del correo.
      Besos.

      Eliminar
  21. No lo conocía, pero me has convencido. Tomo nota. Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Me gusta lo de su brevedad y las atmósferas inquietantes, apuntado!

    ResponderEliminar
  23. Cada vez me va gustando más lo gótico y claustrofóbico. Me gusta lo que cuentas de esta novela. Tomo nota de ella. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Totalmente de acuerdo. El terror psicológico que supone estar en la perspectiva lunática de Merricat es impresionante. A mí este libro me hizo pasar pesadillas...
    Besos,

    ResponderEliminar
  25. Una vez un lector que quedó muy entusiasmado con mi primer libro, me dijo que uno de los relatos que en él vienen, el primero de todos, "La pala", le había recordado mucho a uno que leyó en su adolescencia llamado "La lotería". Muerto de curiosidad fui a buscarlo por la red, el cual me encantó una vez leído. Para mi sorpresa, y leyendo sobre la autora, descubrí que era uno de los referentes de Stephen King, lo cual lo hizo doblemente especial.
    Este que nos traes hoy lo tengo apuntado (de hecho estaba en mi lista pasada de Reyes, jajaja). No sabes lo que me alegra saber que te ha parecido especial. Más ganas me entraron.

    Un beso ;)

    PD. Por cierto, no sabía que hubiese una adaptación de "La lotería".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida de que te encantaría la novela, de verdad.
      La adaptación de "La lotería" es muy cutre, rollo telefilme de sobremesa, pero cuando has leído el libro siempre es curioso ver la adaptación.
      Si te animas me cuentas.
      Besos.

      Eliminar