jueves, 6 de octubre de 2016

"Un lugar secreto", por Tana French.

Os traigo hoy una historia de ésas tan peculiares que, independientemente de cuánto  se hayan disfrutado, uno nunca se atreve a recomendar a otro lector. Una novela extraña, densa, inquietante y terriblemente pausada que no resulta apta para los amantes del thriller al uso, ni para los devotos de la novela negra clásica, pero que sin embargo, puede satisfacer a ambos.

“Un lugar secreto” es la quinta entrega de la saga Dublin Murder Squad, aunque todos los volúmenes se pueden leer de forma independiente y aleatoria. En esta ocasión nos reencontramos con algún viejo conocido para los fieles de la autora irlandesa, que llena su narración de guiños a las entregas anteriores sin despistar, a un tiempo, al lector novel.

Un lugar secreto, un tablón de anuncios en el que las alumnas del St. Kilda cuelgan cuchicheos, temores, confesiones. Y de repente, un día, una frase. “Sé quién lo mató”. Cuando casi nadie se acordaba ya de la muerte de Chris, uno de los chicos más populares del instituto, el detective Stephen Moran se ve obligado a retomar el caso. Lo hará junto a Antoinette Conway, una mujer de carácter que no se deja avasallar por el machismo imperante en el departamento de Homicidios. Ambos se tendrán que adentrar en la asfixiante atmósfera del St. Kilda, un colegio para niñas ricas que se rige por unos códigos desconocidos para ellos.

Calificar “Un lugar secreto” como una novela de suspense, o como una novela negra, o como cualquier otra cosa, sería simplista e insuficiente. Tana French nos entrega una amplísima amalgama de personajes y va poniendo el foco sobre cada uno de ellos, a través de los interrogatorios de los detectives Moran y Conway y de los recurrentes viajes al pasado a través de los recuerdos de las chicas del St. Kilda.

Lo más llamativo, la característica más marcada, es esa atmósfera tan cerrada que nos propone French. Todo ocurre en el internado y en sus alrededores, en esa pequeña burbuja se crea un universo alternativo en el que la lealtad, la amistad y el amor se rigen por unas normas que no pueden entenderse desde fuera. Y dentro de ese mundo denso y complejo, la narración se escurre con excesiva lentitud. Quizá ese ritmo sea el que más espante a muchos lectores. Las más de setecientas páginas de la novela transcurren en apenas un día, por lo que no estamos ante una historia precisamente ágil o trepidante.


Los que ya hayáis leído a French sabéis cómo se las gasta, cómo invierte páginas y tiempo en dibujar con mimo a cada uno de sus personajes. Aquí, vuelve a explorar su psicología hasta la extenuación. El mayor hándicap es que en “Un lugar secreto”, la galería es tan amplia que puede terminar haciéndose farragosa, lenta y aburrida. No ha sido mi caso, quizá porque me gusta cada vez más este estilo de thriller que invita a la pausa, a leer despacio y a prestar cierta atención para no perderse en la inmensidad. No es una novela, como dije al principio, que me atrevería a recomendar, y está solo en vuestra mano decidir si es o no para vosotros.

15 comentarios:

  1. Pues me llama la atención. Aunque para buscarle un momento más relajado.

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustan más los thrillers con ritmo, pero no sé, lo que comentas de esta novela me gusta así que no la descarto. No he leído nada de la serie, quizá empiece por el principio, pero la que me ha llamado ha sido esta...
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. He leído varios de esta autora, este todavía no.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues viendo tus dudas para recomendarla y con todo lo que tengo acumulado, de momento, la dejo pasar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Pues no conocía a la Tana French ni tampoco su saga de Dublin Muerder Squad, pero me has dejado intrigadísima. Y esa portada tan misteriosa e inquietante... Ostras, mira que aunque no me la recomiendes me la llevo, ¿eh? Cuando hablas de páginas y páginas dedicadas a la psicología del personaje, ¿quieres advertirnos de que puede ser un poco pesada/aburrida en ocasiones? Bss

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de Tana French, y este libro me parece la mejor opción. El mezclar lo del internado de chicas con esa gran profundización en los personajes que cuentas me llama muchísimo. No me había fijado en la novela pero tu reseña me ha convencido.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Esta vez no termino de animarme, aunque se puedan leer independientemente, el que sea una quinta entrega me tira un poco hacia atrás y la cantidad de personajes que indicas no sé. Lo dejo ir.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pensativa me dejas, pero no... creo que no es lectura para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues me quedo con dudas, siento curiosidad con lo que cuentas pero temo que no me acabe de convencer
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No conocía yo a esta autora y ahora me has picado la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. No lo conocía, y me quedo sin saber muy bien qué hacer, investigaré un poco
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Pues no lo conocía, ni a la autora... Y aunque hay cosas que dices que me llaman la atención, hay otras que me frenan, y si no estoy completamente convencida, mejor no me lo llevo que este mes tengo mucho acumulado!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Por lo que cuentas en tu reseña, se ve una lectura interesante. Besos.

    ResponderEliminar
  14. La primera parte de tu reseña me invita a leerla, la última ya no.

    ResponderEliminar