miércoles, 2 de marzo de 2016

"Una pasión rusa", por Reyes Monforte.

“¿Qué sería de los sueños si la gente fuese feliz?”

“Una pasión rusa” juega a los contrastes desde su título, combinando la adjetivación siempre ardiente de la pasión y el frío atroz de las tierras rusas. Así funciona la novela, tintes de luz y pasajes sombríos, belleza y atrocidad conviven en las páginas de la biografía novelada de Lina Codina que escribe Reyes Monforte, una autora con la que me he encontrado aquí por vez primera. Estructurada en cuatro partes, de Nueva York a El gulag, pasando por la luminosa París y la opresiva atmósfera del Moscú comunista, Monforte sigue los pasos de Lina Codina, reconvertida en Lina Prokofiev al casarse con el genial compositor ruso.

Cuatro partes que han creado en mí sensaciones muy distintas. Confieso que al comienzo me deslumbró el exceso de luz y champán, que me produjo cierta incredulidad el amor incipiente entre Lina y Serguei, que no llegaba a conectar del todo con una historia que me parecía que estaba bien escrita, sin más.

 El traslado a París y el carácter cada vez más difícil de Prokofiev caldearon un poco mi relación con la novela, aderezada con visitas al Le Boeuf sur le Toit, las referencias a la vanguardia artística, la aparición de Kiki de Montparnasse y Coco Chanel… Seda, champán, abrigos de piel y ésa inenarrable sensación de libertad del París de los años veinte me conquistaron casi del todo. Quizá eché de menos que la presencia de ciertos personajes fuese más allá de la mera anécdota (Chaplin, Picasso…), como si aquellos nombres estuvieran ahí sólo como adorno, como reclamo, nada más.

 La atmósfera de la novela se transforma con la llegada de la familia Prokofiev a Moscú. No quisiera ir más allá, no vaya a ser que alguien sienta que estoy contando demasiado. Pero aquí jugamos de nuevo a los contrastes, y la atmósfera de libertad imperante en París se transforma aquí en pura opresión, en miedo, en caminar por la calle girando la cabeza constantemente y hablar siempre en voz baja. Se acabaron el champán y el visón. Aquí se puede leer la mejor versión de “Una pasión rusa” y de la prosa de Reyes Monforte, con la narración de la debacle emocional de Lina.

Una debacle que continúa en la cuarta parte, cuyo título ya es lo suficientemente elocuente, y que me gustó casi tanto como la anterior, a excepción de alguna referencia final donde he intuido, de forma demasiado evidente, el ideario personal de la autora.

Como veis, me gustó en líneas generales "Una pasión rusa", y me gustó aún más conocer a Lina Prokofiev, una mujer con un carácter y una fortaleza que ya quisiera yo para mí. A pesar de algún altibajo en el ritmo narrativo, la novela se lee con agrado y gustará a los amantes del género histórico, pero también a aquellos que simplemente buscan buenas historias.

21 comentarios:

  1. Menos mal que leo alguna reseña con una opinión parecida a la mía. A mí también me gustó menos el principio y fui entrando en la historia poco a poco, pero ese enamoramiento de Lina y Prokofiev me chirriaba, y mucho. Es cierto que según iba avanzando el libro me iba gustando más, pero el principio se me hizo un poco cuesta arriba.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que en general te haya gustado. Yo lo he disfrutado especialmente y también me encantó conocer esa historia de Lina Codina.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Lo disfruté muchísimo, además, como fue mi reseña de estreno en el blog, le tengo un cariño especial a esta novela. besos

    ResponderEliminar
  4. A mi la parte rusa es también la que más me gustó.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Y yo que ni me inmuto cada vez que veo este libro en las librerías. No dejo de verlo reseñado y me lo han llegado a recomendar familiares y amigos, pero nada, que no me entra por el ojo, oye.

    bsos!

    ResponderEliminar
  6. Las anteriores novelas de la autora que he leído me han gustado bastante así que seguramente también lea Una pasión rusa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. A mi también me gustó mucho este libro y también leerlo contigo... Muy bonita reseña Mara!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me tocó cuando salió en un sorteo y al final me enredo con otros compromisos y no puedo leerla, aunque del mes temático de libros históricos no pasa :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. A mi me encantó, ahora si... que no entendí esa obsesión por su marido
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me quedo con ese París de los años veinte, me hace pensar en "Suave es la noche" :-))) Pero de momento no me animo con Reyes Monforte. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Esta es una de esas novelas que en principio no me llamó la atención, pero que tras empezar a ver reseñas me replanteé porque en general la ponían por las nubes. Aún así continué sin hacerme con ella y a día de hoy la verdad es que no la tengo descartada, pero no voy a correr a buscarla, tengo la impresión de que yo no la disfrutaría tanto como otros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. A mi no acaba de convercerme esta novela. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. Veo que está gustando mucho esta novela. La tengo más que anotada. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Es un libro que tengo pendiente, así que me alegra ver que te ha gustado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. No me llama lo suficiente así que no creo que lo lea. Un besote :)

    ResponderEliminar
  16. Fue un libro que también me gustó.

    ResponderEliminar
  17. Es una novela que quiero leer, me llama mucho la atención y creo que me gustará
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Lo tengo en casa esperando, pero aún no me he puesto con él...
    Espero ponerme algún día.

    ResponderEliminar
  19. Cada vez que leo una reseña me apetece más y más, y eso que en un principio no me llamó nada
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Tiene que estar muy bien, pero no creo que lo lea. Un saludo. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Una autora pendiente (una de tantas) =)

    Besotes

    ResponderEliminar