lunes, 29 de febrero de 2016

Leyendo (VI)

 
 
El Febrero que hoy acaba ha sido un mes nefasto en cuanto a lecturas. No he tenido apenas tiempo para dedicarle a los libros ni me he encontrado con ninguna historia lo bastante motivadora para robarle horas al sueño. 


Me quedé descolgada de la lectura conjunta de "La posada del viajero" de Armando Rodera, que espero retomar más adelante, cuando tenga el ánimo y la disposición adecuada para ello.

En mi intento de salir del bache, he rescatado de la estantería "Caja negra" de Francisco Narla, un thriller que llevaba tiempo queriendo leer y que he estrenado este fin de semana. Me ha gustado mucho el arranque y si mantiene el ritmo, tengo fe en que podría terminarlo incluso antes de que acabe marzo. ;)






Pedro, de El búho entre libros, y Teresa, de Leyendo en el bus, sortean un ejemplar de "En tiempo de halcones" de Fran Zabaleta.
Hasta el 13 de Marzo.


Hasta el 23 de Marzo.


Francisco, del blog Un lector indiscreto, sortea un ejemplar de "Yo también fui Jack el Destripador" de Fernando García Calderón.
Hasta el 8 de Marzo.
Bases


Fesaro, del blog Libros en el petate, sortea un ejemplar de "La ley del pícaro" de Jordi Juncá.
Hasta el 29 de Febrero.
Bases



Laky, del blog Libros que hay que leer, sortea 3 ejemplares de "El faro del silencio" de Ibon Martín.
Hasta el 11 de Marzo.

jueves, 18 de febrero de 2016

¡Abajo el colejio!, por Geoffrey Willans y Ronald Searle.

“¡Abajo el colejio!” es, aunque por su título no lo parezca, un clásico de la literatura  inglesa editado hace ya tres años por la editorial Impedimenta. Escrita por Geoffrey Willans e ilustrada por Ronald Searle, todo en esta pequeña obra respira gamberrismo e ironía, aunque resulta imprescindible saber ubicarla en su época (1953) para entender su carácter transgresor.

Nigel Molesworth es el protagonista y narrador de esta historia. Interno en el Colegio San Custodio, asistiremos a las gamberradas que Nigel lleva a cabo junto a su amigo Peason. Entre sus víctimas se hallan con frecuencia Fotherington – tomas (que es un blandengue y un barbilindo) o su propio hermano Molesworth – 2 (un blandengue llorica del que reniega con toda su alma).

A través de los ojos de Nigel, Geoffrey Willans retrata con acierto e ironía a una época marcada por el final de la guerra y las diferencias sociales, donde se desborda por encima de todo, en su narración, la necesidad de reírse de todo, del pasado y del futuro. El azote de Willans no se limita a la vida educativa de los años cincuenta, sino que alcanza a la política, la religión y la misma historia, aportando una luminosa y divertidísima visión de ella.

Mi opinión sobre los responsables de la situación mundial se resume en la siguiente lista:
·         los rusos son unos sirvenguenzas.
·         los americanos son unos tuercevotas.
·         los franceses son unos gandrules.
·         a los alemanes mejor nimentarlos
·         los ingleses son valientes y nobles y los mejores de todos.

La única forma posible de alcanzar la Paz es aogarlos a todos en el mar.

Las ilustraciones de Ronald Searle casan a la perfección con el tono y la narrativa de Willans, manteniendo el tono mordaz de las letras en sus dibujos.

El único pero que le encontraréis es que la ortografía del pequeño Molesworth deja bastante que desear, por lo que el texto está plagado de errores de todo tipo que a veces dificultan un tanto la lectura. Aún así, las apenas 110 páginas de “¡Abajo el colejio!” merecen el esfuerzo. Y mención especial se ha ganado también Jon Bilbao con el trabajo de traducción, que imagino ha debido de ser una tarea realmente ardua, ya que no sólo debía lidiar con un texto lleno de errores intencionados, sino que debía mantener el espíritu de la obra.


“¡Abajo el colejio!” es una lectura perfecta para romper con vuestras lecturas habituales, añadiendo algo de sal y pimienta y saliendo del área de confort en el que muchos nos movemos normalmente. Disparatada y gamberra, no estamos ante una novela de humor, ni una novela ilustrada al uso, sino que es ambas cosas y además, un estupendo (y ácido) retrato de un país y una época.

lunes, 15 de febrero de 2016

Leyendo (VI)


Lunes de nuevo. El fin de semana se ha ido y no he tocado un libro. Y no porque no quisiera, pero se me acumula la faena y cuando tengo un ratito, soy incapaz de sentarme sin que se me cierren los ojos.

El viernes pasado debí haber empezado "La posada del viajero" de Armando Rodera, para la lectura conjunta organizada por Somos Alianza. Como me fue imposible, espero poder hacerlo hoy, aunque el día pinta feo, y no sólo por la amenaza de nieve y viento que nos azota.

Así que esta será mi lectura de esta semana. Si no puedo terminarla, espero al menos poder darle un buen empujón.

Y vosotros, ¿qué leéis?






Sorteo romántico en el blog No solo leo.
Hasta el 29 de Febrero.

Sorteo Carnavalesco en los blogs Palabras Efímeras y Rubíes Literarios.
Hasta el 29 de Febrero.




martes, 9 de febrero de 2016

"Cicatriz", por Juan Gómez Jurado

Hace años que le sigo la pista a Juan Gómez Jurado. Es un autor que creo que ha sabido hacerse un hueco en el panorama literario actual a base de trabajarse la suela, escribiendo y publicitando su trabajo con mucho acierto desde las redes sociales. Sus novelas siempre me han resultado entretenidas, bien construidas y ambientadas. Es lo que yo llamaría un tipo solvente. Así que cuando publicó su “Cicatriz”, decidí ejercer mi derecho al auto regalo y me lo llevé a casa. Y lo ha hecho de nuevo. Lo he vuelto a pasar genial.

Simon Sax es un tipo corriente. Es listo, buen tío, pero algo justito en lo que a habilidades sociales se refiere. Un día se enamora de una chica a través de una web de contactos. Y como ya imaginaréis, Irina tiene un complicado pasado que va a poner patas arriba la vida de nuestro protagonista.

¿Sabéis cuál fue mi sensación al leer los primeros capítulos? Que estaba ante una novela que podría haber escrito, perfectamente, Harlan Coben. Y eso son palabras mayores. Coben es el jefe absoluto del thriller y la novela policíaca, del best seller con grandes dosis de adrenalina. Así que ya podemos decir, con todo el convencimiento, que aquí también sabemos hacer buenas historias de género negro. Porque igual que hace Coben, Gómez Jurado arma una historia rocambolesca, compleja pero muy bien hilvanada, que gira en torno a un tipo que podría ser cualquiera. Un antihéroe forzado por las circunstancias a convertirse en la antítesis de sí mismo. Si Simon quiere conservar a Irina, y vaya si quiere hacerlo, se verá obligado a salir de su cómoda vida de ingeniero informático y enfrentarse a los malos.

Ya desde el prólogo, nos plantamos en el clímax de la historia para después volver atrás e ir desentrañando la madeja. Un recurso que tiene la ventaja de atraparte en ese mismo instante para no dejarte ya escapar. La trama avanza a un ritmo delirante, la narración fluye  sin adornos. Gómez Jurado es un narrador solvente, que sabe poner su prosa al servicio de su historia. Y así la desnuda de artificios para que se convierta en simple vehículo de transmisión.


“Cicatriz” resulta ser una estupenda vía de escape, un plan perfecto para un fin de semana de sofá y manta, pura evasión sin pretensiones y un buen ejemplo de que aquí también se publica buen género negro.  

lunes, 8 de febrero de 2016

Leyendo (V)



Empecé la semana sin saber muy bien qué iba a depararme en cuanto a lecturas, y dejándome llevar, se me coló una novela de las que uno no espera. Gracias al chivatazo de Teresa, me enteré de que andaba gratis en Amazon la novela "Hormigas en la playa", de Rafa Moya, de la que había leído muy buenas reseñas en los últimos meses. Así que me hice con ella, empecé a leer y quedé muy gratamente sorprendida.

Como no tengo demasiado tiempo, a pesar de que es una historia bastante breve, aún estoy con ella. Cuando la termine no sé qué caerá, aunque tengo en mente leer pronto "No me dejes", de Màxim Huerta, un autor que nunca me falla.

¿Qué leéis vosotros?







El blog De lector a lector sortea cinco ejemplares de "El libro maldito" de Kaj Korkea - aho.
Hasta el 26 de Febrero.



Sorteo conjunto en los blogs Book is a four letter word y Libros y prejuicios.
Hasta el 21 de Febrero.


En el blog Adivina quien lee, sorteo de un ejemplar de "Las hadas sin corazón", de Ana Rosenrot.
Hasta el 23 de Febrero.


viernes, 5 de febrero de 2016

Reto Libros Autoeditados

Último reto de este 2016. Nos lo presenta Francisco desde su blog, Un lector indiscreto, y consiste en leer al menos a seis autores autoeditados a lo largo del año. Se me antoja sencillo y agradable. Podéis acceder a las bases pinchando en el banner:


Aquí iré añadiendo mis lecturas:

1. "Anexo", por Nelson Galtero.
2. "Hormigas en la playa", por Rafa Moya.
3. "El color del perdón", por María Suré.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Así fue enero.


En lo que a lecturas se refiere, era casi imposible empezar mejor este 2016. Enero me ha traído cinco lecturas, tres de las cuales son serias candidatas a colarse en esa lista final que todos hacemos, de un modo u otro, a final de año, con aquello que más nos gustó leer.

 


Mi primera lectura supuso mi reencuentro con Stephen King. Me gustó de "Revival" la ambientación y me sorprendió gratamente el estilo narrativo, mucho más maduro y depurado, del autor. Disfruté con la historia del Reverendo Jacobs y Jamie Morton, aunque eché de menos algo del nervio y la garra de otras historias.

Entre ésas lecturas inesperadas, que nos sorprenden tomando la delantera a todos ésos pendientes que acumulamos, apareció "Anexo", una novela corta que su autor, Nelson Galtero, me hizo llegar amablemente. Un original planteamiento y unas cuantas páginas que permiten tantas lecturas como lectores se acerquen a ella.

"La ley del menor" ha sido mi estreno con Ian McEwan, y me he quedado con ganas de más. Preveo que a lo largo de este año me leeréis a menudo recomendándola. Una historia intensa, con una magnífica protagonista y un perfecto desarrollo. Era difícil hacerlo tan bien con una trama tan compleja, en lo emocional, entre manos. Y sin embargo, McEwan plantea, desarrolla y cierra de forma magistral su novela.

 


También "Tierra de brumas" me pareció una novela redonda, no tanto por la historia que nos cuenta sino por la forma de hacerlo. No me cansaré de alabar el estilo de Cristina López Barrios y su capacidad para crear unos ambientes en los que lo real y lo fantástico confluyen con absoluta naturalidad.

Y qué os voy a contar de "Una pasión rusa" que no se haya dicho ya. Es muy difícil enfrentarse a una lectura con las expectativas disparadas y que te sorprenda quedando por encima de ellas.

¡Que siga la buena racha! ¿Qué tal vuestro mes de enero?


lunes, 1 de febrero de 2016

Leyendo (IV)



Después de un mes de enero de lecturas muy intensas, el cuerpo me pedía un respiro. Así que aproveché para rebuscar entre mi estantería y rescatar mi ejemplar de "¡Abajo el colejio!" de la fabulosa editorial Impedimenta.

Estoy disfrutando mucho, tanto de la mordaz historia escrita por Geoffrey Willans (y su visión de directores, profesores y alumnos) como de las divertidas ilustraciones de Ronald Searle. Mención especial a la traducción de Jon Bilbao, porque debió de ser una tarea harto compleja, ya os contaré por qué.

No sé qué leeré cuando acabe con este, es cortito y es posible que a mitad de semana me encuentre escogiendo nueva lectura. Habrá que dejarse llevar.

¡Feliz semana!




La Caverna Literaria celebra su quinto aniversario con un apetecible sorteo.
Hasta el 8 de Febrero.
Bases.

El blog De lector a lector sortea un ejemplar de "Cartas a Siracusa" de Lucía Feliu.
Hasta el 7 de Febrero.
Bases.


Sorteo Aniversario en el blog If I had a book.
Hasta el 14 de Febrero.


Sorteo dos packs M. J. Arlidge en El templo de la lectura.
Hasta el 7 de Febrero.
Bases